Los Arrieros del Cruce de los Andes, son la pieza fundamental para que una expedición llegue a su objetivo final. Ellos son los que transportan las provisiones, las carpas, equipos,  son los encargados de apoyar a la expedición de caminantes o de las cabalgatas, y que todo marche en un ámbito de seguridad.

Le presentamos a Manuel Rodriguez, arriero de toda la vida, un gran conocedor de cada rincón del Cruce de los Andes. Junto a el, y a su grupo de arrieros, trabajamos de forma mancomunada cada temporada, en  cada una de nuestras expediciones caminando o en cabalgata en el Cruce de los Andes por el Paso Portillo. Manuel, arriero de alma, profesion ancestral,  y que heredó desde muy chico, nos cuenta un poco de esta gran profesión.

 

¿Donde vivís Manuel ?

Vivo en el Manzano Histórico, es un pueblito al pie de la Cordillera de los Andes, pertenece a Tunuyán, Mendoza, muy cerca desde donde arrancamos la Cabalgata del Cruce de los Andes, y el Cruce de los Andes caminando.

 

¿Cómo arranca este trabajo del Cruce de los Andes para vos, o sea como empezaste a trabajar en esto? En las cabalgatas del Cruce de los Andes, o en los Cruce de los Andes caminando, llevando las cargas, asistiendo las expediciones, guiando las cabalgatas?

Desde muy chico, trabajaba con mí padre. A los 11 años, fue una de mis primeras cabalgatas en los Andes, llevamos unas cargas a unos andinistas que iban a subir un cerro. No recuerdo mucho, de esa primera vez, era muy chico.

 

¿Cuantos Cruce de los Andes  llevas echo?

Más o menos Hace 10 años que realizó el cruce de los andes trabajando. No tengo un registro, no llevo la cuenta pero debo andar por los 50 Cruce de los Andes realizados.

 

¿Qué es lo que más te gusta del trabajo del Cruce de los Andes?

Cada cruce, cada viaje trae una nueva experiencia, conocer personas de otras lugares, disfrutar del paisaje de la cordillera de los Andes.

 

¿Cómo, o donde duermen los arrieros en el Cruce de los Andes?

Los arrieros dormimos en «Reales», son aquellos lugares al reparo del viento, donde podemos encontrar agua y leña cerca, fundamentales para sobrevivir, cocinar y calentarse.  Dormimos en las monturas, tapados con ponchos.

 

¿Cuál es la parte más linda del Cruce de los Andes para vos?

Las noches al lado del fuego, admirar el cielo completo de estrellas. Llegar a las partes más altas, ver la cordillera a su alrededor. El tercer o cuatro día dentro del «valle», su vegetación, lo verde del lugar. El cruce de los Andes, es magnifico.

 

¿Cuál es el trabajo que haces durante el invierno con los animales para cuidarlos para las cabalgatas  cruce de los Andes, que son en verano?

Los animales están en el campo, cada semana salimos a dar una vuelta para verificar que se encuentren bien. Cada 6 meses se los vacuna con antiparasitarios, calcio. Cada 2 meses se herrán.

 

¿Que tipo de caballos son los mejores para este trabajo? ¿Dónde los consiguen o compran?

Los mejores caballos son los que se crían en el lugar, en la cordillera, tenemos mestizos y criollos. El caballo que se cría en la cordillera de los Andes es el más apto para realizar el trabajo.

 

¿Como adiestras a los caballos para que se sumen al cruce de los Andes? ¿Como es ese trabajo?

Los animales durante sus primeros cuatro años van sueltos, acompañando, conociendo el camino, luego se comienzan amansar.

El amanse tarda entre 1 o 2 años. Se comienzan a tocar, sus primeras montas son atados a otro animal manso, para que no corcovee. Una vez que ya se puede montar, se continúa trabajando para que más adelante sea un animal que puedan montar las personas con poca experiencia, y se pueda usar para la cabalgata Cruce de los Andes.

 

¿Qué nivel de experiencia como jinete necesita alguien que quiere hacer el Cruce a caballo?

Lo recomendable es que tengan una experiencia previa, cabalgatas simples, de una jornada, o dos, conocer el animal. Lo más importantes es entablar una relación de confianza con el animal, para poder ir adquiriendo mayores destrezas durante el viaje.

 

¿Que le dirías a una persona que vive en una ciudad.. ¿Por qué tendría que venir a hacer el Cruce caminando o a caballo?

En mí opinión, hacer el Cruce de los Andes, ya sea caminando o en cabalgata, es  un gran desafío para las personas. Descubrir que son capaces de hacer, de vencer sus miedos, de escapar de la rutina, de vivir otras experiencias que le permitan conectarse con uno mismo. Eso es el Cruce de los Andes , una experiencia distinta, superadora.

 

Andes Expediciones Compañía de Guías de montaña

Somos lideres en expediciones andinas

Sumate a nuestro Cruce de los Andes Caminando & a nuestra cabalgata Cruce de los Andes.

Tenemos fechas en enero/febrero/ marzo de cada temporada